El perfil ideológico de los lectores de prensa. Análisis encuestas #7DelDebateDecisivo

El debate del 7 de diciembre de 2015 entre representantes de los cuatro principales partidos en intención de voto fue presentado como decisivo por tratarse del único de ese formato en toda la campaña electoral.

1.  Audiencia televisiva

La atención de la opinión pública corresponde a la que genera este evento en cada ciclo electoral. Como en ocasiones anteriores, se ha convertido en el programa más visto del año, con 9,2 millones de espectadores y un 48,2% de share. Retomamos el gráfico de Patricia López para El Español, con las audiencias de varias elecciones.

audiencias debate

2. Impacto en redes sociales

El formato de debate es especialmente apto para su consumo en redes sociales, y más específicamente para Twitter. Según nuestros datos, el hashtag oficial del debate #7DElDebateDecisivo generó nada menos que 1,74 millones de tuits, distribuido entre 379.000 tuits originales 1,36 millones de RT. Son cifras extraordinarias. A modo de ejemplo, podemos indicar que supone un impacto similar a los debates que han tenido lugar hasta el momento en la campaña presidencial americana, con los hashtags #GOPDebate, #DemDebate.

Con respecto al impacto generado por cada uno de los protagonistas por menciones en Twitter fue el siguiente, según nuestros cálculos:

295K 29,8% Soraya Sáenz de Santamaría – PP

220K 22,2% Pablo Iglesias – Podemos

193K 19,5% Albert Rivera – Ciudadanos

155K 15,7% Pedro Sánchez – PSOE

(126K 12,7% Mariano Rajoy – PP)

Mostraremos eventualmente en un próximo tuit otros datos sobre el impacto de los contenidos del debate.

Nuestro objetivo ahora es otro. Nos hemos servido de la conversación social alrededor del debate como medio para explorar las preferencias ideológicas de los seguidores de distintas cuentas en Twitter, con un enfoque especial en las cuentas de la prensa.

3. Las encuestas sobre el debate como vía para identificar preferencias

Nuestra propuesta es simple: convertir los resultados de las distintas encuentas lanzadas desde Twitter con su nueva herramienta, así como las respuestas vertidas en las versiones online de algunos periódicos, en un índice de preferencias políticas/ideológicas.

Para ello contamos con el posicionamiento ideológico de cada uno de los cuatro partidos, según la opinión pública. Nos servimos para ellos de los datos más recientes del CIS (CIS noviembre 2015, página 15 y 16). La valoración oscila entre 1 (izquierda extrema) a 10 (derecha extrema). El posicionamiento ideológico que la ciudadanía asocia a cada partido es el siguiente:

PP: 8,26

Ciudadanos: 6,37

PSOE: 4,4

Podemos: 2,3

Hemos retenido las encuestas en las que se pregunta por el ganador del debate. El índice de preferencia ideológica de la respuesta se construye con la nota a cada partido ponderada por el porcentaje de respuestas que cada partido consigue como “partido ganador” del debate.

Nuestro índice oscilará por lo tanto entre un mínimo de 2,3 en el caso de que el 100% de las respuestas den a Podemos como ganador del debate, y 8,26 si el 100% de las respuestas ven al PP como vencedor. La realidad se situará entre esos dos valores. Cuanto más pequeño sea el valor del índice, mayor es la orientación de los votantes hacia posiciones de izquierda. Cuanto mayor sea, más se escora hacia posiciones de derecha.

4. El problema de los sesgos y manipulación de las encuestas.

Los resultados de las encuestas tanto individuales como agregados no tienen ninguna validez científica, y su capacidad de coincidir con la realidad de la opinión pública es casi nula. La acumulación de sesgos y defectos de forma es gigantesca: no se vota de manera aleatoria ni de forma representativa del perfil demoscópico real, no hay control de acceso, cada persona puede votar varias veces en twitter si gestiona varias cuentas, etc.

Es un problema real que anula la validez de los resultados, pero es un problema de relevancia limitada para nuestro propósito, que es identificar el perfil ideológico de los lectores de cada medio de comunicación. Lo que a nosotros nos interesa no es que el porcentaje asignado al PP o a Podemos sea el real, sino cómo diverge de medio en medio. De hecho, la limitación de este tipo de encuestas es nuestra fuente principal de información: los votantes no nos muestran quién ha ganado realmente, sino cómo sus sesgos al votar nos manifiestan su posicionamiento ideógico. Es decir, un medio con lectores fuertemente escorados a la derecha tenderán a votar en mayor proporción que en otros medios que los ganadores del debate han sido PP o Ciudadanos. Es nuestra hipótesis de partida, que se validará si en la práctica aparecen sesgos, y esos sesgos se corresponden con la asignación ideológica conocida/asumida por algunos de los medios estudiados.

La segunda fuente de problemas es más seria: la movilización artificial del voto, junto con posibles casos de manipulación. Al asumir los partidos que las encuestas contienen algo de profecía autocumplida, porque los resultados de las encuestas influyen en la percepción del votante, cabe esperar que los partidos, de manera organizada o “espontánea” movilicen por todas las vías posibles a sus militantes y simpatizantes para que vayan a votar a su candidato como ganador.

Como botón de muestra, un mensaje de intención privada que me llegó en Twitter. No he indagado sobre la autenticidad del documento, pero es ilustrativo en todo caso de la dinámica que es lógico que genere el evento. Fuente.

llamada a movilizarse en encuestas

O este otro sobre la acción poco afortunada de bots de partido. Fuente.

bots pp debate 7d

Asumamos que hay movilización concertada y relevante en los votos, en todos o algunos de los partidos. A pesar de todo, no es una dificultad mayor que nos deba llevar a desistir de llevar a cabo nuestro ejercicio.

En primer lugar, porque de nuevo el objetivo no es dar credibilidad a la encuesta de tal o tal medio, sino de ver si hay diferencias entre las dos, debido a la falta de credibilidad sistemática y sistémica de las encuestas. Incluso no es problemático si la movilización es mucho mayor en unos partidos que en otros, cosa probable porque la base de simpatizantes activos en redes sociales es muy dispar para cada partido. Supongamos por ejemplo que el partido A moviliza votos diez veces más que sus rivales. Eso implicará que “infectarán” los resultados de todas las encuestas, y todas las escuestas mostrarán un sesgo sistemático a favor del partido A. Pero para nosotros no es un problema en la medida en que vayan a votar en todas las encuestas (cosa que es más que probable, puesto que se puede votar en todas las encuestas en las que uno quiera). Además de los votos hinchados del partido A en todos los medios, tendremos los votos espontáneos de los lectores de cada medio. Son los votos de los lectores habituales de cada medio los que mostrarán el peso del sesgo y de la identificación ideológica.

Con todo, no hay que despreciar los problemas que genera la movilización. Por eso, nosotros no dotamos de validez directa a los resultados que vamos a mostrar, sino que los consideramos de utilidad orientativa. Más que los valores concretos del índice y la posición en el ránking de cada medio, lo que nos parece razonable es atender en qué áreas se situa cada medio.

5. Perfil ideológico de los lectores de prensa según los resultados de las encuestas

Mostramos en la primera tabla los resultados referidos a la prensa.

Contamos con información proveniente de 39 encuestas correspondiente a 34 medios distintos. En algunos casos se lanzaron dos encuestas distintas en Twitter, y en otros contamos con una encuesta en Twitter y otra en la página web del medio.

La valoración media de los casi 850.000 votos recogidos por la prensa se sitúa en 4,4 puntos. Corresponde con la valoración ideológica que se asigna al PSOE. Está por debajo del valor central 5, por lo que se ha asignado mayor éxito en el debate a los partidos de izquierda que a los de derecha.

Los medios cuyos lectores se sitúan a la derecha ideológica del resultado medio son Expansión, ABC, Onda Cero o La Gaceta. También se situan más a la derecha que la media El Confidencial y El Mundo, pero los resultados de sus dos encuestas no son coincidentes. Se observa que en ambos casos los resutados obtenidos en Twitter están más escorados a la izquierda que los de la web. Volveremos a esta cuestión.

En la zona central se sitúan medios como Europa Press, el Español, 20 Minutos o Voz Pópuli.

Escorado por debajo de la media, hacia el centro izquierda, encontramos medios como El País, El Periódico, El Huffington Post o El Plural.

Un escalón por debajo, en posiciones más a la izquierda se situan cabeceras como eldiario.es, Cadena SER, Público, InfoLibre y CTXT.

Posicionamiento ideologico lectores prensa

6. Las encuestas de los políticos

Contamos con unas pocas encuestas lanzadas por políticos. No sorprende que ninguna cuenta principal haga encuesta sobre ganadores del debate, escarmentados todos con el caso de manual de la encuesta torcida de Podemos tras el debate Iglesias-Rivera en Salvados.

En el gráfico hemos dejado algunos medios de comunicación como elemento que sirva para calibrar el posicionamiento ideológico de los lectores y votantes de las encuestas lanzadas por políticos.

Los resultados reproducen perfectamente el posicionamiento esperado en cada caso: cada encuesta genera el sesgo de respuestas propias del posicionamiento ideológico de los seguidores de cada político.

Posicionamiento ideologico militantes políticos

7. Otras encuestas

Completamos análisis con los resultados de encuestas creadas por otros usuarios en Twitter que no son ni prensa de información general ni corresponden directamente a políticos declarados como tales.

En este caso el interés reside en calibrar el posicionamiento ideológico de cada cuenta, sin que en muchos casos la cuenta esté conectada directamente a cuestiones políticas o ideológicas.

Por ejemplo, entre los casos de la tabla está el de @NewsReputation, que corresponden al autor de este análisis. En la cuenta se conversa sobre cuestiones de redes sociales y métricas, aunque también se abordan cuestiones de problemáticas sociales de actualidad. Los datos indican que las personas que me siguen (al menos, los 350 que han votado en mi encuesta) tienen posicionamiento de centro, ligeramente escorado a la izquierda.

Posicionamiento ideologico usuarios no políticos

8. Los resultados de las encuestas

En la tabla siguiente recogemos los resultados de las 39 encuestas, correspondientes a 34 medios distintos. Se indica para cada partido el porcentaje de respuestas que les dio como partido ganador del debate. En una minoría de casos se introdujo la quinta opción “Ninguno”. En esos casos hemos recalculado los porcentajes asignados a los cuatro candidatos.

En la última columna indicamos el número de retuits recibidos por los tuits que contenían la encuesta incrustada, por cada 100.000 seguidores.

Quien gano el debate 7D 2015 Encuestas prensa

Y en el gráfico siguiente mostramos el resultado ponderado de las 39 encuestas.

La mayoría, 51,9% dan a Pablo Iglesias (Podemos), como vencedor. Quedan en segunda posición, igualados, Soraya Sáenz de Santamaría (PP) y Albert Rivera (Ciudadanos), con 18,6% de los votos. En última posición queda Pedro Sánchez (PSOE), con 10,9%.

Recordamos lo que apuntamos al principio. Las encuestas no tienen ninguna validez científica como método para calibrar el estado de opinión verdadero sobre un tema. La lista de los dispares resultados de las 39 encuestas, con sus explicables y esperados sesgos es evidencia de lo que afirmamos.

La suma agregada de resultados puede compensar en parte el efecto de los sesgos, si se cuenta con medios que cubren todo el espectro (faltan en nuestra lista algunas cabeceras significativas, que no lanzaron encuestas). Sin embargo, no diluye en absoluto la segunda fuente de sesgos, que es el distinto grado de movilización de los militantes y simpatizantes de cada partido, y su grado de presencia en redes sociales.

No tomo este resultado como representativo de lo que opina la población sobre el resultado del debate. Sí que es ilustrativo. Y, sin duda, sí que recoge el fruto de la movilización en redes socials y medios online.

Quien gano el debate del 7d encuestas

9. El sesgo demográfico de internet (y Twitter). Impacto ideológico

Incidimos en este apartado en los problemas evidentes de sesgo en los resultados de las encuestas porque los que votan en ellas no son representativos de la población y, por lo tanto, de los que van a votar y se va a votar el 20 de diciembre de 2015.

El sesgo principal es el de la edad. En España y en todo el mundo, la tasa de acceso a internet está directamente ligada a la franja de edad.

Si tomamos los datos de INE de 2014, el uso de internet para menores de 35 años es prácticamente unánime. Pasa al 55% para los que se sitúan entre 55 y 64 años y cae al 26% entre los mayores de 65 años.

Son los que están en internet los que votan en las encuestas online y en Twitter. El sesgo es por lo tanto claramente orientado hacia los jóvenes y menores de 45 años.

Uso de internet y edad en españa

Un sesgo por edad igual de pronunciado se produce con respecto al uso de redes sociales. Tomamos como ejemplo los datos de Estados Unidos (Pew Research, 2015).

edad y uso redes sociales

Sin necesidad de hacer controles de microanálisis, en estos momentos en España es posible hacer traslación directa entre sesgo de edad y sesgo ideológico. Eso es debido a que por primera vez se observa una asignación clara de voto en función de la edad.

Tomamos como referencia los datos de intención de voto del CIS de noviembre de 2015, y usamos el gráfico de Kiko Llaneras publicado en El Español. Se observa una clara relación positiva entre edad e intención de voto para el Partido Popular, y negativa para Podemos.

Los datos de las encuestas sobreponderan el voto de jóvenes. Las urnas no.

edad y voto.png

Es seguro por lo tanto que los resultados sobre “¿Quién ha ganado el debate?” no reflejan la realidad de la opinión pública, porque proceden de fuente con sesgo ideológico y porque hemos demostrado que el sesgo ideológico influye decisivamente en la respuesta sobre el partido ganador del debate.

La siguiente etapa es explorar si Twitter está más sesgado ideológicamente a la izquierda que el conjunto de la población que usa internet. Ese sesgo ideológico existe por ejemplo en Estados Unidos (Datos Pew Research 2012). No tengo estudios sobre España.

twitter and ideology

Dado que contamos con encuestas hechas en Twitter y otras online en la web de los periódicos, tenemos una vía indirecta para valorar si el voto es distinto en ambas plataformas.

Desgraciadamente no podemos tomar usar el resultado como algo significativo, porque para ello necesitaríamos que las fuentes en ambas plataformas tuvieran la misma composición idelógica: que tanto en Twitter como en la web contáramos con una distribución de medios de comunicación con una orientación ideológica repartida de manera similar. No lo podemos afirmar en nuestro caso.

Nuestros datos indican que Twitter penaliza a los partidos “viejos” PP y PSOE y favorece a los partidos nuevos, Podemos y sobre todo Ciudadanos frente a los resultados que proceden de la web de la prensa.

quein gano el debate twitter web

Si tomamos los datos agregados en indicador, el promedio de las encuestas en Twitter (4,25) está ligeramente más a la izquierda que los de la web, 4,42.

Contamos con dos casos en los que un medio ha hecho encuesta tanto en al web como en Twitter: El Mundo y El Confidencial. En ambos casos, la diferencia de resultados es notable, con 0,8 y 0,7 puntos más para la versión web. Twitter da un claro sesgo a la izquierda. Desgraciadamente, no contamos con suficientes casos como para afirmar que se trata de una diferencia sistemática.

***

Análisis hecho por Francesc Pujol, @NewsReputation

 

4 comentarios en “El perfil ideológico de los lectores de prensa. Análisis encuestas #7DelDebateDecisivo

  1. Un par de correcciones:
    .
    -Grupo Planeta La Sexta no son de izquierdas ni nunca han estado a favor de Podemos, solo invitaban a Pablo Iglesias porque subía el nivel de audiencia. Cuando vieron que tenía demasiado protagonismo, pretendieron liquidarlo políticamente a el y a su partido (de ahí que mantengan a Inda y su raka-raka). Son los principales responsables de la campaña a favor de C’s.
    .
    -Grupo Godó la Vanguardia dejó de apoyar a CDC cuando se pasó al independentismo, de ahí que cambiaran a su director. Son monárquicos y unionistas como el que más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s